Etologìa

Productos hechos por veterinarios para veterinarios

¿Sabes que tú perro no siempre entiende por qué le estás corrigiendo?

Aprende cómo hacerle entender.

Así tu perro se sentirá menos frustrado y aprenderá mucho más de prisa.

Todos los secretos de los educadores caninos se revelan y son fáciles de aplicar!

No hace falta gastar millones en un educador profesional

¿Tú perro muestra agresividad hacia los miembros de la familia?

Te enseñamos los diferentes origines de la agresividad y la forma de corregirla.

¿Tú mascota orina en casa?

Te explicaremos las razones de por qué lo hace y te presentaremos los remedios.

¿Cómo evitar que dè tirones de correa?

Por fin podrás salir de paseo con tu perro en vez de que tu perro te lleva de paseo a ti.
Tendrás paseos relajados y agradables con tu perro.

La conducta animal

¿Cuales son los secretos para prevenir los problemas de conducta?

Descubre qué hacer contra los destrozos, la agresividad, la defecación y/o micción inadecuadas, los ladridos, sin importar la edad de tu perro.

Y además, cómo evitar que…

Salte sobre la gente, se revuelque en la basura, coma heces, tenga miedo,sienta ansiedad y mucho más..

Evolución Canina

El perro como especie (canis familiaris) es una evolución del lobo, que ha derivado en las distintas razas que hoy conocemos.

Cientos de razas con distinto caracter, distintas cualidades, diversos tamaños etc… pueblan el mundo, todo ello producto de una evolución, siempre sabia, que ha dotado a cada raza del conjunto de cualidades necesarias para su supervivencia en distintos medios y circunstancias.

No obstante no debemos olvidar, la intervención del hombre en este proceso a lo largo de miles de años de convivencia con ésta especie.

El hombre ha sabido aprovechar las cualidades propias de diversas razas en el propio provecho, al igual que el canis familiaris se ha beneficiado de ésta relación, para asegurarse la supervivencia como especie.

Al seleccionar los rasgos más útiles, las razas evolucionaron gradualmente, especializándose en tareas como la muestra, la caza, el cobro, el rastro, la guarda y la defensa, la lucha, el arrastre, la compañía etc…

Un poco de medicina animal

TUMOR DE LA GLÁNDULA MAMARIA EN PERRAS

INTRODUCCION

La base del éxito de la terapia en los pacientes con tumores de mama es la detección del proceso en su estadío inicial, cuando aún no ha sucedido la diseminación o metástasis.

El tumor de mama en la perra no debe ser considerado como un simple “bulto” ; la actitud de esperar y ver si hay crecimiento, en el mejor de los casos, pospone la cirugía y en el peor, permite la aparición de metástasis o ulceración local.

La mejor forma para la detección precoz del tumor de mama es la educación de los propietarios. De este modo nos aseguramos que los pacientes acudan a consulta con mayor antelación y conseguiremos así un pronóstico más favorable.

Es importante intentar diferenciar clínicamente otras patologias mamarias de una neoplasia, para evitar caer en el error de diagnosticar como tumor cualquier nodulación que aparezca próxima al pezón o al tejido mamario.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones el único tratamiento es el quirúrgico, una vez que hallamos descartado otras patologías con un tratamiento médico.

No es aconsejable, bajo ningún concepto, esperar al crecimiento; un pequeño nódulo puede ser fácilmente extirpado y valorado a natomopatológicamente y así en caso de ser maligno sus posibilidades de extensión se verán notablemente disminuidas.

Por ello debemos contemplar una serie de procesos muy diferentes, con síntomas a veces similares, y con pronósticos y tratamientos distintos (tumores cutáneos, mastopatías, etc).

DIAGNOSTICO

Los datos que se obtienen en la anamnesis y exploración clínica, junto con las pruebas complementarias, confirmarán un diagnóstico definitivo y brindarán, además, la posibilidad de graduar la malignidad.

ANAMNESIS

La anamnesis es el primer paso que debemos realizar.

Incluye fecha de aparición del tumor, ritmo de crecimiento, historial reproductivo (número de partos, número de cachorros, pseudogestaciones, regularidad de los ciclos y fecha del último celo), si se le ha efectuado y cuando la ovariohisterectomía y posibles terapias con hormonas.

Considerar además la edad del paciente y todos aquellos factores médicos sanitarios coexistentes. Todos estos datos son importantes pero a menudo poco precisos.

EXPLORACION CLINICA

La exploración clínica comprende el reconocimiento físico del paciente y el examen del tumor.

Reconocimiento físico del paciente

Debemos prestar especial atención a: ” Signos respiratorios anormales que no aparecen más que al final de una generalización, por tanto la auscultación da resultados tardíos y únicamente cuando la metástasis pulmonar es extensa.”

Las mucosas, que pueden estar pálidas por un estado de anemia. ” Pérdida de peso: éste signo en un paciente geriátrico en el cual se han descartado otras patologías sistémicas como hipotiroidismo, o enfermedades hepáticas y renales, puede ser el resultado de un tumor metastásico.” Petequias y equimosis: pueden sugerir la posibilidad de trombocitopenias.” Tumefacciones o masas anormales detectadas mediante palpación abdominal y general del paciente.

Exámen del tumor

” Examen clínico: nos aportará datos respecto del número, localización, textura, expansión, adherencia a tejidos cercanos, temperatura, tamaño, ulceración, movilidad, color y carácter infiltrativo o no.”

La citología como método de valoración preoperatoria ha sido citada por varios autores: mientras unos afirman que no proporciona suficiente información, otros la mencionan como posibilidad para diferenciar células inflamatorias de células neoplásicas, con sus ventajas e inconvenientes.

Nosotros no somos partidarios de efectuar la citología como método de diagnóstico, ya que la mayoría de los tumores contienen tanto células inflamatorias como células neoplásicas y una muestra no puede predecir con precisión la conducta biológica del tumor; sólo permite examinar células individuales o pequeños grupos celulares que provienen de exudados neoplásicos.

” Biopsia: aunque la biopsia es considerada como el método de elección para el diagnóstico definitivo, es aconsejable remitir al laboratorio la totalidad de la pieza de exéresis pues pueden coexistir varias patologías en la misma mama.

El pequeño cubo efectuado con el bisturí o trócard de biopsia no son representativos del conjunto de un tumor mamario ya que tenemos el riesgo de obtener falsos negativos.

Las indicaciones de la biopsia preoperatoria son:

Confirmación de la sospecha de carcinoma inflamatorio; Diagnóstico diferencial entre un tumor de piel y un tumor de mama (hay tumores de piel que pueden cubrir la glándula y parecer neoplasias mamarias); y Petición del propietario. La decisión terapéutica puede verse alterada según el tipo del tumor.

Búsqueda de metástasis

Se orienta principalmente a metástasis pulmonares (las más frecuentes), ganglionares (frecuentes) y cutánea (no son excepcionales).

Es importante buscar la existencia de estas localizaciones múltiples para establecer un pronóstico y actitud terapéutica.

Metástasis pulmonar

La radiografía torácica es obligatoria ante toda intervención quirúrgica. Se recomiendan 2 radiografías laterales, derecha e izquierda, y una tercera dorsoventral o ventrodorsal; de esta manera es más probable detectar metástasis que si sólo hacemos una toma de un solo lado.

La radiografía técnicamente bien realizada pone en evidencia metástasis de sólo algunos milímetros de diámetro.

Las formas de presentación son las siguientes:

” Lesiones multinodulares: es la imagen más frecuente; se presenta como una densificación pulmonar bajo la forma de nódulos de bordes donde el tamaño varía de 0’5 a 1’5cm.” Metástasis miliares: raras.

” Infiltración difusa (excepcionales): se presenta como una imagen de tipo mixto, alveolo-intersticial, donde aparece una densificación pulmonar muy severa, sobre todo en la parte central del tórax.

Metástasis ganglionares

Su distribución está en función del riego linfático.

Hay que tener especial atención a toda hipertrofia ganglionar, pues no siempre corresponde a una metástasis: un ganglio aumentado de tamaño puede ser un ganglio reaccional y no una metástasis; la linfoadenopatía regional si bien es a menudo indicativa de la extensión del tumor, tiene poco valor para el pronóstico.

Metástasis cutánea

Se pueden presentar en las inmediaciones de las zonas mamarias y resultan de una embolización linfática o hematógena. Su presencia suele estar relacionada con un proceso de generalización con lo que está contraindicada toda terapéutica quirúrgica.

No obstante como diagnóstico diferencial hay que tener en cuenta las piodermatitis rebeldes y los carcinomas cutáneos.

SELECCION DE PACIENTES PARA LA CIRUGIA.

La valoración preoperatoria del paciente es uno de los pasos más importantes de todo el plan quirúrgico.

Cada paciente con tumor mamario debe ser considerado individualmente y las decisiones respecto de la conveniencia de una u otra técnica quirúrgica sólo se pueden hacer después de una evaluación objetiva de cada caso.

El conocimiento del tipo de tumor, su conducta biológica (es decir, si existe o no metástasis), y su historial médico se integran dentro de este enfoque individualizado.La cirugía, a priori, no esta contraindicada en los pacientes que padecen enfermedades degenerativas y metabólicas controladas, mientras que sí lo está en los siguientes casos:” confirmación de metástasis.” carcinoma inflamatorio.” en las perras con otras enfermedades sistémicas u orgánicas graves con pronósticos malos o sin esperanzas, en los que una cirugía constituiría un riesgo innecesario.

No obstante, los pacientes no selecionados para la cirugía curativa no requieren necesariamente eutanasia inmediata , y se puede optar por una cirugia no agresiva para eliminación parcial de los tumores de mamas ulcerados como medida paliativa.

CONCLUSION

Las decisiones terapéuticas y/o quirúrgicas en las perras con tumores de mama no deben fundamentarse en la edad o en alguna enfermedad crónica concomitante, sino en la existencia o no de metástasis y en el estado sanitario global del individuo mediante pruebas complemetarias de análisis necesarias.

Con todo esta información, el cirujano veterinario debe desarrollar un plan quirúrgico completo, suficiente para ayudar al tratamiento operatorio.

Vetergerdts – 2.007 – Todos los Derechos Reservados.

Deja un comentario